Azúcar en el té diariamente puede causar una grave enfermedad

Muchas personas eligen comenzar el día con una taza de té “saludable”, pero le agregan de 1 a 3 cucharadas de azúcar, y esto puede ser peligroso para la salud.

Bebiendo una taza de te azucarado

Según los médicos y nutricionistas, incluso una taza de té endulzado con azúcar al día aumenta seriamente las posibilidades de contraer una enfermedad grave.

Las bebidas azucaradas como el té dulce se encuentran entre los principales contribuyentes a problemas de salud como la obesidad, la diabetes y otros problemas de salud, a esto lo ha señalado la nutricionista licenciada Beth Chiodo.

Infusiones y tés azucaradas y la diabetes tipo 2

Reducir el consumo de bebidas azucaradas se asocia con un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, según un estudio publicado en el sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU.

No es necesario excluir completamente el té y el café de la dieta, pero es mejor consumirlos sin azúcar, aprender a acostumbrar el paladar al sabor natural de cada bebida, sin añadir endulzantes, de ningún tipo. Si es realmente difícil, entonces es mejor usar sustitutos del azúcar, por ejemplo, stevia o resveratrol.

Es difícil renunciar a una bebida dulce por completo. Sin embargo, puedes agregar gradualmente té sin azúcar a la taza y reducir la parte dulce, poco a poco. Con el tiempo, la dependencia de la bebida azucarada desaparecerá.

No solo el té dulce “casero” ordinario se considera dañino, sino también las bebidas frías ya preparadas y compradas en la tienda. Algunos contienen 48 gramos de azúcar por botella, que es el 96% del valor diario.

Los nutricionistas aconsejan aprender a beber té sin azúcar en absoluto, como último recurso, puedes agregar un poco de miel.

Bibliografía:
  1. O’Connor, L., Imamura, F., Lentjes, M. A., Khaw, K. T., Wareham, N. J., & Forouhi, N. G. (2015). Prospective associations and population impact of sweet beverage intake and type 2 diabetes, and effects of substitutions with alternative beverages. Diabetologia58(7), 1474–1483. https://doi.org/10.1007/s00125-015-3572-1