Beneficios de bañarse con Sales de Epsom

Las sales de Epsom son un compuesto mineral de magnesio y sulfato de origen natural, ambos de los cuales son altamente absorbibles a través de la piel.

baño de tina sales epsom

Tomar un relajante baño de sal de Epsom ofrece los beneficios de una rutina regular. Los baños con las sales de Epsom son excelentes para relajar y desintoxicar tu cuerpo y obtener los beneficios del magnesio, pero si no tienes tiempo para tomar un baño, puedes obtener los mismos beneficios haciendo un baño de pies con sal.

Beneficios de bañarse con Sales de Epsom

El magnesio en las sales de epsom, juega varios papeles clave en el cuerpo, incluyendo la reducción de la inflamación, ayudando a la función nerviosa y muscular, y la prevención de la obstrucción de las arterias.

Por otro lado, los sulfatos ayudan con la absorción de nutrientes, lo que ayuda contra las migrañas, y la limpieza de toxinas. También ayudan a fortalecer las paredes del tracto digestivo.

Así es que, qué esperas para planear un baño hoy mismo para regalarle a tu cuerpo toda esta serie de beneficios y más, como los siguientes:

1. Alivia el estrés y promueve la relajación

El estrés drena el cuerpo de magnesio, y dado que la mayoría de nosotros estamos bajo estrés crónico, nuestros cuerpos muestran deficiencia de magnesio. De hecho, el 68% de los adultos tan sólo en E.U., consumen menos de la cantidad diaria recomendada de magnesio.

Cuando se disuelve la sal de Epsom en el agua caliente, el magnesio se absorbe por la piel para ayudar a reponer los niveles de magnesio en el cuerpo. El magnesio ayuda a promover una sensación de calma y relajación. También aumenta la energía y reduce la irritabilidad.

Los baños con sales de Epsom pueden ayudar a mejorar el sueño y la concentración.

2. Los baños con sales de Epsom ayudan a desintoxicar

Los sulfatos en las sales de Epsom ayudan a eliminar las toxinas y metales pesados de las células, ayudando al cuerpo a eliminar estas sustancias.

Cuando agregas sal de Epsom a tu bañera, el sulfato y el magnesio se descomponen absorbiendose fácilmente en la piel donde inician su contacto con el torrente sanguíneo.

Por medio de un proceso llamado ósmosis inversa, las sales de Epsom eliminan las toxinas que son dañinas para el cuerpo y lo hace a través de la piel y permite que los sulfatos y el magnesio ingresen.

El magnesio es necesario en más de 325 enzimas. Es compatible con las funciones musculares y nerviosas, reduce también la inflamación y mejora la circulación en todo el cuerpo.

Los sulfatos son necesarios para mantener y construir tejido de la piel y articulaciones saludables.

3. Alivia el dolor muscular

Los baños con sales Epsom pueden reducir la inflamación y aliviar el dolor, lo que lo convierte en un gran tratamiento para los dolores musculares y dolores de cabeza por migraña.

Es un baño muy recomendable para todos aquellos que están sufriendo de dolores debido a artritis reumatoide, fibromialgia y otras enfermedades que involucran dolor en las articulaciones y músculos.

4. Suaviza y alisa la piel

Si tienes picazón en la piel seca o una enfermedad más grave, como psoriasis y eczema , los baños con sales de Epsom pueden ayudar. El agua de la bañera mezclada con estas sales es rica en minerales y puede ayudar a suavizar y calmar la piel.

Ayuda a mantener la piel suave y prevenir las arrugas. Sólo recuerda enjuagar cualquier sal que pueda quedar en la piel y aplicar una crema hidratante después. También puedes añadir sus propios aceites hidratantes y aceites esenciales para su baño de sal de Epsom, si quieres.

La bueno de todo esto es que no tienes que dedicar mucho tiempo a esta práctica. Puedes obtener los beneficios de un baño de sales de Epsom en tan sólo 10 minutos, pero puedes hacerlo hasta 30 minutos mientras te relajas con música de fondo.

Los beneficios del baño de pies con sales de Epsom

El uso regular de los baños de pies con la sal de Epsom puede ayudar en la mejoría de los hongos en las uñas de los pies, el pie de atleta, dolores musculares, esguinces y magulladuras. Elimina las toxinas dañinas del cuerpo y la inflamación y con ello restaura el sistema inmune.

Cada uno de nuestros pies tiene 26 huesos, más de 120 ligamentos, músculos y nervios y 33 articulaciones. Eso los hace propensos a tener muchas oportunidades de donde sujetarse el dolor.

Te puede interesar:
Cómo usar y preparar jugo de cebolla para crecer y prevenir la caída del pelo

Remojar los pies con sales de Epsom extrae las toxinas del cuerpo y reduce los dolores corporales y la inflamación. Si stienes callos, juanetes, fascitis plantar, pies planos o síndrome del túnel del tarso, tomar un baño tibio de pies con sales Epsom dos o tres veces por semana, te va a yudar en gran manera.

Otros beneficios de los baños de sal de Epsom:

  • Articulaciones rígidas y músculos tensos
  • Artritis, dolor e hinchazón.
  • Psoriasis
  • Dolor de estómago
  • Insomio
  • Pies hinchados y cansados
  • Fibromialgia
  • Complicaciones por quemaduras solares
  • Sensibilidad a la insulina
  • Uñas encarnadas
  • Mala circulacion
  • Estrés
  • Inflamación
  • Acidez
  • Migrañas

Como preparar tu baño de sales de Epsom

Si padeces de dolores crónicos, estrés, migrañas, y otros dolores en general, nada te ayudará tanto como un baño y un tiempo de relajación con las sales Epsom.e

Prueba este baño y goza de los beneficios de estas maravillosas sales:

  • Antes que todo, llena tu bañera con agua tibia, no caliente.
  • 1-2 tazas de sal de Epsom (según tu peso)
  • 1/2 taza de vinagre de sidra (opcional)
  • 1 taza de bicarbonato de sodio (opcional)
  • 10-20 gotas de aceite esencial (opcional)

Las hierbas y flores secas también hacen una hermosa adición al baño con las sales epsom y cualquiera realmente ayuda a lograr esa sensación de spa. Puedes usar pétalos de caléndula, lavanda, menta y rosa.

Los aceites esenciales son la clave para lograr una experiencia de baño terapéutico también. Los aceites esenciales, si se utilizan correctamente puedes ayudar a combatir las tensiones diarias de la vida, aliviar dolencias, problemas de piel, y ayudar a aumentar la sensación de bienestar.

Además de sus propiedades terapéuticas poderosas, los aceites esenciales desprenden un aroma maravilloso. En la siguiente lista verás cuáles aceites son mejores para ciertos usos y padecimientos.

Para conectarte con la tierra, relajarte y equilibrar hormonalmente

Para resfríados

  • Menta
  • Pino
  • Árbol de té
  • Picea
  • Tomillo
  • Anís
  • Manzanilla alemana
  • Eucalipto
  • Abeto aguja
  • Incienso
  • Lavanda
  • Mirto

Para dolor muscular

Edificante y estimulante (cuerpo y mente)

  • Bergamota
  • Pimienta negra
  • Canela
  • Cilantro
  • Pomelo
  • Hierba de limón
  • Limón
  • Neroli
  • Nuez moscada
  • Naranja
  • Menta

Bicarbonato de sodio para tu baño de sales de Epsom

Agregar 1 taza de bicarbonato de sodio a un baño de sales epsom duplica las propiedades antifúngicas y de limpieza. El bicarbonato de sodio calma la piel irritada y también deja la piel muy suave.

Toma la suficiente agua antes de iniciar tu baño, ya que la combinación de sales de Epsom y agua tibia surte un gran efecto en la eliminación de muchas toxinas del cuerpo. Ponerte de pie demasiado rápido después del baño puede provocar mareos.

¿Cuánta sal de Epsom usar de acuerdo a su peso?

Aquí están las cantidades de sal de Epsom en tu baño según tu peso:

  • Niños de menos de 27 kg: ½ taza a un baño de tamaño estándar
  • Individuos entre 27 kg- 45 kg: 1 taza
  • Individuos entre 45 kg – 68 kg: 1½ tazas
  • Individuos de más de 68 kg: 2 tazas

Si nunca te has complacido en un baño de sales de Epsom, ve a tu tienda de alimentos saludables o farmacia local, compra un poco de sal de Epsom y aceites esenciales de tu preferencia de buena calidad, y date una oportunidad. Es una forma eficaz y barata de aliviar el estrés y mejorar tu salud.

¿Sabías que las sales de Epsom pueden usarse para perder peso?

A la mayoría de nosotros no le importaría relajarse en una bañera llena de agua tibia y salir un poco más livianos. La sal de Epsom se puede utilizar para ayudar a perder peso.

Una investigación publicada por la British biochemist Rosemary Warin descubrió que los niveles de magnesio y sulfato en la sangre aumentan después de tomar un baño de Epsom. Estos minerales pueden ayudar a deshacerse de las toxinas, curar los problemas de la piel y eliminar el estrés, todo lo cual ayuda a perder peso.

Imagen de shutterstock

Acerca del autor

Avatar

Marcela Diaz Andrade

Me gusta compartir mi conocimiento y llevarlos a formar un artículo que pueda brindar consejos para vernos mejor físicamente como también a nivel emocional. Soy maquilladora profesional y me dedico a la redacción de artículos de moda y belleza.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar